#ANÁLISIS Presupuesto y planeación, básicos para disfrutar de las vacaciones

Lun, 17 Jul 2017
El presupuesto es la base para aprovechar este periodo vacacional sin afectar al bolsillo
  • (Pixabay).
Por: 
Mtro. Abraham Vergara Contreras*

Las vacaciones están a la vuelta de la esquina y es momento de hacer desconexión total: guardar smartphone, tablet, laptop y apagar la PC, disfrutar a la familia y a los amigos. Oportunidades de vacacionar hay para todos los bolsillos; un poco de aire fresco, sentir la brisa o visitar un pueblo mágico servirá para llenar el tanque de energía y acabar estos últimos meses del año.

Si no se realizó planeación previa, todavía hay tiempo para organizar a la familia y amigos, suficiente para disfrutar de unos días placenteros llenos de momentos confortables y no pasar por pesadillas con los agentes y servicios turísticos. 

La planeación implica varios frentes, desde lo personal hasta lo financiero. Empecemos, en lo personal es momento de ejercitar el cuerpo, con ello seguramente la salud mejorará y la capacidad de concentración se incrementará, muy cierto el dicho cuerpo sano en mente sana. Con el ejercicio, seguramente, el estado de ánimo se transformará y ello ayudará a la tolerar las diferencias en el lugar de trabajo.

La lectura. Leer una novela, algo de historia o ya de perdida chismes en revistas, lo importante es olvidar lo cotidiano de la actividad laboral. Mejor aún, una caminata acompañada de un buen libro. Hoy los audiolibros son una opción para combinar las letras con el esfuerzo físico.

'Una manita de gato' a la casa o al automóvil, unas horas arreglando desperfectos generan un ahorro para los próximos meses, aprovechando un poco del tiempo seguro ayudará en la eliminación de dolores de cabeza futuros. Ver el hogar y el auto en buen estado se reflejará directamente en el humor y hasta en los niveles de productividad laboral, serán menos distracciones de la mente al saber que todo funciona correctamente.

Tal vez, el pilar de toda planeación vacacional se centra en el aspecto financiero. Lo más importante es no gastar más de lo que se tiene; mejor aún, no endeudarse más de la capacidad de ingresos, por lo que el crear un presupuesto es una actividad que ayuda a establecer los gastos para disfrutar plenamente las vacaciones.

El periodo vacacional se compone de dos momentos: cuando se están realizando y el periodo posvacacional. El primero, seguro se vive al máximo; el segundo no se debe sufrir. Para iniciar con el pie derecho se debe elegir el tipo y nivel de vacaciones que se quieren, seleccionar el medio de transporte que se utilizará y, por último, pero muy importante, realizar comparación de precios en destinos, hoteles y restaurantes, el internet es la puerta mágica que puede ayudar con esta tarea.

Viajar hoy al extranjero puede ser una adecuada decisión: el peso está apreciado, por lo que hace más económico algunos destinos foráneos, sólo recuerda que la moneda durante el periodo vacacional puede variar, por lo que tal vez sea mejor ser precavido y contar desde ya con dólares o euros en efectivo.

El segundo consejo es ahorrar lo más posible, por lo que viajar en grupo compartiendo gastos o el visitar a familiares y amigos se verá reflejado en el desembolso y en los posibles pagos futuros.

Hacer rutas en auto o en camión disminuye el gasto e incrementa la posibilidad de conocer más lugares, aquellos a los que el turista común no acostumbra visitar. Aprovechar los eventos y ferias en los lugares de origen, además de gastar menos, sirven para conocer lugares que por lo general no se contemplan y que seguramente ni se pensaba que existieran.

Ir y venir en un mismo día a lugares cercanos es una decisión que la cartera agradecerá, el tiempo que se invierte en llegar con una adecuada planificación de puntos clave ayudará a disfrutar de mejor manera la visita.

Aprovechar promociones que en distintas aplicaciones telefónicas aparecen en esta época, como son precios de medios de transporte, restaurantes, hoteles, cines y teatros, ayudarán a estirar el presupuesto y gozar de buenos momentos; en algunos casos hay actividades gratuitas que se pueden disfrutar con la familia y los amigos.

Existen otro tipo de consejos que pueden ayudarte a planear tus vacaciones y controlar el gasto: si eres viajero frecuente, no olvides revisar los kilómetros o puntos con los que cuentas, así como los beneficios que has acumulado en tus tarjetas de crédito, sólo hazlo con tiempo para que no te lleves sorpresas.

Si utilizas avión y tu prioridad no es llegar de inmediato, puedes beneficiarte de hacer un viaje con escalas, ahorrarás dinero y tal vez puedas conocer algo más; podrías llegar a aeropuertos alternos y no a los que la gran mayoría de turistas acceden. Seguro el costo es menor.

Recordarás la recomendación de hacer ejercicio: llega al punto que quieres visitar caminando o en bicicleta, aprovechas el ejercicio y la distracción conociendo lo que se planificó.

En todo momento ten presente tu presupuesto, tus finanzas personales lo agradecerán. Goza, pero no te excedas. Disfruta hoy sin tener preocupaciones futuras. ¡Toma la maleta y diviértete!

*El Mtro. Abraham Vergara es coordinador de la Licenciatura en Contaduría y Gestión Empresarial del Departamento de Estudios Empresariales


COMPARTIR: