Alumnos de la IBERO presentan proyecto para reciclaje doméstico

Mié, 28 Jun 2017
Estudiantes quieren concientizar a la sociedad sobre el reciclaje de plástico a través de máquinas hechas en casa
El Rector de la Universidad Iberoamericana, Mtro. David Fernández Dávalos, señala que la contaminación es uno de los principales problemas que enfrenta la humanidad
México ocupa el segundo lugar en el consumo de plástico
  • Esta máquina ayuda a triturar objetos de plástico. (Alberto Hernández/IBERO).
  • Después se incorpora a la máquina inyectora para derretir el material. (Alberto Hernández/IBERO).
  • Se pueden crear diversos objetos de plástico como macetas o recipientes. (Alberto Hernández/IBERO).
  • Mariana Malo, estudiante de la carrera de Comunicación, en la presentación del proyecto. (Alberto Hernández/IBERO).
  • Plástico triturado, listo para ser transformado. (Alberto Hernández/IBERO).
  • El rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y Tijuana, Mtro. David Fernández Dávalos, participó en la presentación del proyecto. (Alberto Hernández/IBERO).
  • Fundación Jumex apoyó con dinero a los estudiantes para la adquisición de las máquinas. (Alberto Hernández/IBERO).
  • Alumnos de la universidad asistieron a la presentación del proyecto de titulación de los estudiantes de comunicación. (Alberto Hernández/IBERO).
  • Estudiantes de la carrera de comunicación en la presentación de Re-Plástico (Alberto Hernández/IBERO).

Los estudiantes de las licenciaturas en Comunicación y en Diseño Industrial de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México presentaron Re-Plástico, su proyecto de titulación que tiene como fin concientizar a las personas sobre el reciclaje de plástico a través de máquinas que, incluso, pueden construirse en casa.  

Al respecto, los alumnos dieron a conocer Precious Plastic, una serie de máquinas que ayudan a convertir este material residual en objetos utilizables. Esta innovación fue creada en 2016 por Dave Hakkens, diseñador holandés, con el objetivo de concientizar a las personas acerca del uso excesivo de plástico.   

Reducir los desechos, reciclarlos y reutilizarlos son las fórmulas más importantes para este mundo en el que la contaminación y la degradación ambiental representan uno de los principales problemas, sino es que el principal, que enfrenta la humanidad, destacó el Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, Mtro. David Fernández Dávalos, durante la presentación del proyecto.

“Es importante que en las casas de estudio hagamos conciencia respecto de la corresponsabilidad que tenemos en la situación ambiental del planeta y que se vayan tomando acciones efectivas para contribuir en la reducción de la contaminación y mejorar el medio ambiente de suerte que pueda ser sostenible a largo plazo”, agregó el Rector.

México ocupa el segundo lugar en el consumo de plástico. Asimismo, se coloca en la posición 45 como la nación con mayor contaminación en el mundo. Cada año, en el país se generan alrededor de 42 millones de toneladas de residuos sólidos, lo equivalente a 175 veces el volumen de la Pirámide del Sol, de esta cantidad solo se recicla 14%, según datos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat)

“Estas son acciones pequeñas, en efecto, pero van construyendo una conciencia de responsabilidad con el planeta, de solidaridad con la humanidad en la búsqueda de una reconciliación con la creación para conservar lo que se nos ha dado para vivir y para seguirnos desarrollando como humanidad”, destacó el maestro David Fernández.

Tan sólo de PET, en 2016, México recuperó alrededor de 425 mil toneladas el año pasado, lo cual representó 57% de todo el consumo nacional. Se trata de un porcentaje similar al que se recupera en la Unión Europea y el más alto del continente.

La estudiante de Comunicación, Mariana Malo, destacó que para adquirir las máquinas contaron con el apoyo de Fundación Jumex, y se quedarán en la Universidad para que todo el plástico que sea consumido en las instalaciones se recicle y se transformen en productos que serán donados a instituciones.

“La idea es que la IBERO empiece a usar sus mismos productos de plástico reciclado y dejar de consumir nuevo plástico”, señaló Mariana. 

Valentina González


COMPARTIR: